Centro de Terapias en Santiago de Chile

Terapias en Santiago en Facebook
¡ Síguenos en Facebook !

¡Vive la experiencia!

Sesiones y terapias de Reiki

Porque nos ocupamos del bienestar de las personas, la técnica aplicada en nuestras sesiones y tratamientos es el resultado de un estudio acucioso de los efectos obtenidos al complementar el reiki con la visualización creativa y el despertar del poder sanador en los pacientes.


 

SESIÓN DE REIKI

Cualquier persona puede tomar una sesión de Reiki aislada que le permitirá renovar energías, aminorar el estrés, quedar relajada. Este sentimiento de confortabilidad será muy agradable. Es como un bálsamo para el alma. Detenerse un momento, retomar energías para continuar con las labores diarias. En las terapias de Reiki incorporamos otras técnicas de ser necesario.

Se aplica la energía Reiki a la persona tratada través de la imposición de manos y símbolos en las diferentes partes del cuerpo. En la sesión puede haber o no contacto directo de las manos del practicante en el cuerpo del paciente.

Si lo hay, entonces se le comunica a la persona que de vez en cuando sentirá las manos del practicante en su cuerpo. Esto para que la persona esté advertida y no se desconcentre durante la sesión. Es más sano que exista un acuerdo previo sobre estos temas.

No se pide ninguna participación al cliente que recibe Reiki. Ni que se concentre ni que se relaje. Esto viene naturalmente con el Reiki. La persona se queda serena, relajada durante toda la sesión. La inteligente energía Reiki actúa donde debe mejorar o reforzar la sanación. El reikista es solamente un instrumento de esta energía que la dirige a las partes que su intuición le va indicando.

Al término de la sesión, cuya duración promedio es de alrededor de 60 minutos, se conversa con el paciente y si es necesario, se fija la sesión siguiente.

 

TERAPIAS DE REIKI

Para quien ha acumulado estrés, síntomas de enfermedades, dolencias y otras anomalías, es aconsejable hacerse una Terapia de Reiki. La medicina puede hacer mucho por el físico. Pero el Reiki te sana desde el alma, es decir desde la causa, además tu parte emocional deteriorada, calma tu plano mental llenándolo de positividad.

En las terapias y en las sesiones se utilizan instrumentos radiestésicos para la medición de las energías, se alinean los centros energéticos y se devuelve el gusto por vivir.

Cómo funciona una Terapia de Reiki.

Para personas menos graves: una sesión por semana en un mes, en total, 4 sesiones en un mes. Este ciclo terapéutico corresponde a un ciclo Maya (Ciclo circadiano por septenio). Según la naturaleza, el ser humano necesita sintonizarse con la energía cada 7 días.

Para personas graves, la terapia consiste en darle 8 sesiones de Reiki: las 4 primeras sesiones seguidas durante 4 días. Es un tratamiento de shock para acelerar los procesos de depuración y de energización sobre todo en casos como el cáncer. Luego la persona deberá realizar 4 sesiones más, una por semana. Se está evaluando periódicamente al paciente para determinar las próximas terapias o atenciones. Todo ese proceso se lleva a cabo paralelamente con las indicaciones médicas dadas al paciente. En ningún caso se debe seguir solamente con Reiki.

Por ejemplo, si tú te decides a tomar un Tratamiento de Reiki, podría ser como sigue: primeras 4 sesiones: lunes, martes, miércoles y jueves. Las 4 siguientes, una vez por semana, durante 4 jueves. 

Vivimos en un mundo cuya principal característica es la instantaneidad. Todo debe hacerse inmediatamente. Si nos piden algún trabajo, éste debe ser para hoy. Si queremos algún servicio, lo queremos ahora mismo. Este modo de vida nos va enfermando, la negatividad y la agresividad del medio ambiente y la propia, se va acumulando en nuestro ser. El Reiki te ayuda a seguir adelante con todo tu potencial.